Internet lento: hacks para tu módem o router para que tengas mejor ancho de banda

En pleno aislamiento de cuarentena tal vez descubrirás que el internet de tu casa es más lento que el de la oficina. Aquí te decimos tus opciones.

on días de cuarentena y absoluto aislamiento para buena parte de América Latina y el mundo. Bajo tal dinámica lo más probable que varios de nuestros lectores se percaten de que su Internet de casa es relativamente lento.

Resultado de imagen de banda ancha símbolo señal de internet

La impresión, el enojo, la frustración pueden ser etapas naturales de este proceso. Pero una vez superado ese trance es momento de entrar en acción y hacer lo posible por mejorar nuestra calidad de vida en el aislamiento.

Así que aquí les preparamos una guía bastante breve y oportuna sobre cómo podrían contribuir a mejorar su ancho de banda y velocidad de conexión sin tener que invertir más dinero.

Lo primero, conoce tu velocidad de conexión

Cuando contratamos nuestro servicio de Internet nos quedamos con la idea de que lo que pagamos es lo que recibimos.

Pero muchas veces, si leemos la letra pequeña del contrato descubrimos que ese número flamante de megas por segundo en realidad sería el tope máximo que se podría lograr. Si somos la única persona conectada a esa operadora en 30 kilómetros a la redonda.

Así que para tener un punto de partido es necesario entrar a sitios como SpeedTest, conectados al Internet de nuestra casa, para conocer con exactitud cuál es la velocidad real de nuestra conexión.

Reconoce qué dispositivos están conectados a tu red

Algunos gadgets como consolas de videojuegos, tablets o computadoras pueden estar suspendidos pero conectados a Internet, descargando cientos de megas de información en segundo plano.

A veces el simple hecho de desconectar tu PlayStation 4 puede mejorar considerablemente tu velocidad de conexión. Mantén en la red sólo los dispositivos que serán utilizados de forma activa.

Verifica si hay intrusos

Esto ya requiere conocimiento un poco más complejo. Pero siempre es posible entrar al panel de administrador de tu módem.

En muchos casos es posible hacerlo simplemente escribiendo en tu navegador web la dirección 192.168.1.254, pero será necesario que contactes a soporte técnico de tu compañía para entrar a profundidad sin arruinar tu red.

En el gestor de conexión podrás ver una lista completa de todos los dispositivos conectados a tu red. Ya sea por Wi-Fi o directamente por cable.

Si encuentras algún smartphone, tablet o dispositivo que no sea tuyo, pero sí del vecino, es momento de patearlo utilizando las opciones de eliminación que da el propio administrador.

Ya que estás ahí es buen momento para cambiar la contraseña de tu módem. El servicio de soporte técnico podría ayudarte, o incluso en YouTube puedes encontrar tutoriales. Sólo busca según la marca de tu módem y el proveedor de internet.

También puedes cambiar el canal de conexión Wi-Fi para mejorar un poco la conexión.

…Y reubica tu módem

Mientras más lejos estés del router más débil será la señal de conexión e inestable. El punto ideal para colocar el módem siempre es el centro de tu casa. Para que llegue de manera balanceada a la mayor cantidad de lugares posibles.